Medida de nutrientes

Sensores de alta sensibilidad miden el nitrógeno y el fósforo en el agua.

Fácil de utilizar y de integrar con otros dispositivos

La monitorización de las descargas de nutrientes en el medio acuático se vuelve cada vez más importante a medida que aumentan las actividades con este tipo de repercusiones. La presencia de nitrógeno y fósforo en las masas de agua puede deberse a la descarga de aguas residuales, así como a la propia actividad de la agricultura y la acuicultura.

Esta sobrecarga de nutrientes en los mares, las aguas costeras, los embalses, los ríos y las aguas subterráneas puede dar lugar a una serie de efectos adversos como la eutrofización. Esta riqueza de nutrientes causa un desequilibrio en la condición química y ecológica de los ecosistemas acuáticos. Entre las posibles consecuencias figuran la desoxigenación del agua, la producción de toxinas por ciertas algas, la mortalidad de peces, la obstrucción y el taponamiento de los canales de irrigación, afecciones a los usos recreativos, etc.

ADASA cuenta con una amplia experiencia en el diseño y desarrollo de sistemas de monitorización en continuo que generan avisos sobre los niveles de nutrientes. Los datos que proporcionan aportan información valiosa sobre los cambios diarios y estacionales de las condiciones de calidad del agua. Nuestras soluciones permiten arrojar sólidas indicaciones sobre la salud general y la evolución futura de la masa de agua en cuestión.

En colaboración con universidades y grupos de investigación, hemos participado activamente en el diseño y desarrollo de procesos de digestión y técnicas de pre-tratamiento de las muestras de agua. También hemos trabajado en una serie de sensores potenciométricos con electrodos selectivos de iones (ISE) en miniatura de gran sensibilidad, que miden:

  • Las principales formas de nitrógeno y fósforo.
  • Amonio.
  • Amoníaco.
  • Nitratos.
  • Ortofosfatos.
  • Nitrógeno amoniacal total.
  • Fósforo total.

Estos sensores se integran fácilmente en los sistemas de análisis por inyección en flujo (FIA) y permiten la detección de bajas concentraciones de nutrientes en aguas de baja turbidez. Son particularmente útiles para las aguas naturales clasificadas como especialmente sensibles y vulnerables, y las aguas procesadas utilizadas en acuicultura.

En el caso de agua con elevados niveles de turbidez, utilizamos sensores potenciométricos con electrodos selectivos de iones en formato de sonda, con un circuito hidráulico resistente a la obstrucción, para medir el nitrógeno amoniacal total. Estos sensores proporcionan un mayor rango de medición, hasta 100 ppm, lo que los hace ideales para el control de procesos en la industria y la agricultura.

Ventajas

  • Cumplir con un control cada vez más estricto de los nutrientes en el marco de la actual normativa medioambiental.
  • Garantizar que el agua potable sea segura.
  • Evitar el aumento de la carga de nutrientes en las masas de agua.
  • Tecnología fácil de usar.
  • Los sensores de alta sensibilidad se integran fácilmente con dispositivos que miden otros parámetros (multiparámetricos).

Soluciones relacionadas


Descubra nuestros proyectos

¿NO HA ENCONTRADO LO QUE BUSCABA?

Póngase en contacto con nuestros expertos